Recuerdo sentimental de los alfares de Lastras de Cuéllar

La alfarería dio marchamo de singularidad a Lastras de Cuéllar.  Además de labradores, pastores y resineros, además de cura, sacristán, médico, practicante, boticario, veterinario, maestros y maestras, guardias civiles, guardas forestales, albardero, sastre, tejedor, cordelero, modistas, zapatero remendón, barberos,  peluqueras, hojalateros, albañiles, taberneros, tenderos de ultramarinos, panaderos, carniceros, pescaderos, telefonistas, además de la fábrica de gaseosa, de las dos fábricas de resina y del tostadero de achicoria, como tenían todos o casi todos los pueblos del contorno, Lastras contaba con un puñado de alfareros cuando yo era niño. Alfareros y tejeros. Dos profesiones complementarias pues las dos utilizan el barro como materia prima. De hecho, a los alfares les llamábamos tejeras y a los alfareros cacharreros.

Read moreRecuerdo sentimental de los alfares de Lastras de Cuéllar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies