Texto y fotografias: Juan Carlos Garrido Sanz

Dibujos: Juan Carlos Velasco Molina

Hace muchos años, cuando pasaba largos veranos en el pueblo, ayudaba en las labores de la resina a mi tío Felipe (catalán). Mi primo Fernando y yo llevábamos la carretilla o bien las latas con resina, de pino en pino recogiendo la tan preciada miera.

En una ocasión un ave de mediano tamaño apareció, como por arte de magia delante de nosotros, herido, parecía tener un ala mal y volaba con dificultad, no pudiendo desplazarse mas de unos pocos metros hasta que nos acercábamos y él volvía a dar un pequeño vuelo.

Mi primo y yo, corríamos detrás de aquel pájaro herido, azuzados por los gritos de mi tío, ¡Vamos, que lo pilláis, cogedlo!, ¡Vamos!. A la vez mi primo y yo corríamos como locos detrás del ave sin conseguir muestro objetivo. Cada vez que nos acercábamos él volvía a pegar un pequeño vuelo haciendo imposible su captura. Cuando nos hubo alejado unas decenas de metros, unas risotadas burlonas llenaban el pinar, mi primo y yo nos volvimos hacia mi tío y el gritaba, ¡bobos, bobos, ja, ja, ja!. En aquel momento no entendí lo que acababa de ocurrir.

Con el paso de los años descubrí que aquel pájaro tan singular recibe el nombre de Chotacabras gris, antes relativamente abundante en los pinares cerca del río Cega y en la zona del monte. En el pueblo se le conoce con el nombre de capacho, engañabobos y engañapastores, he oído los tres nombres.

Es un ave que, cuando es descubierta en su nido con huevos o pollos, la madre o el padre simulan tener un ala herida y hacen que cualquier depredador, incluido los humanos salgamos detrás de el olvidando su nidada y de esta manera salvarla. Cuando los adultos han conseguido su objetivo de alejarnos, dejan de fingir y levantan el vuelo como si nada. Esta estrategia la realizan un buen número de especies, además de la que comentamos aquí.

 

 

Este pájaro nos visita para criar y en los meses de septiembre y octubre nos abandona para dirigirse a sus cuarteles de invierno en la cálida África. Esto se debe a que es un ave insectívora y aquí en invierno, insectos no hay.

El capacho es de hábitos crepusculares y nocturnos, alimentándose de una forma muy curiosa. Al caer el sol se junta en bandos sobre los ríos, para alimentarse de todos los insectos que pueda, abriendo la boca y capturando los insectos en el aire como si de un cazamariposas se tratase, y aquí viene la parte trágica de su comportamiento.

Desde el aire los caminos y carreteras para muchos insectos parecen ríos, porque el asfalto pierde el calor a diferente ritmo que la tierra circundante, lo mismo le pasa al rio con el agua.

Los insectos, con sus receptores de calor y su visión, creen ver en las carreteras ríos donde alimentarse o depositar sus puestas y claro está, los capachos van detrás de los insectos. A los chotacabras con sus ojos de aves nocturnas los focos de los coches les deslumbran y no pueden ver nada más que una muerte segura al chocar contra la luna del auto, triste final para esta especie tan singular, acabar atropellado en nuestras carreteras en el verano.

Probablemente en alguna ocasión vayáis dando un paseo desde el pueblo al río Ladrón, fijaros en los bordes de la carretera y las cunetas porque es posible que os encontréis algún ejemplar muerto por estrellarse contra un coche por la noche. Tened cuidado y si alguna vez veis a estas maravillosas aves por la noche, intentad, en la medida de lo posible, frenar; estaréis salvando a un habitante mas de nuestros pueblos.

Chotacabras gris

Si te ha gustado comparte en redes sociales:

Más
artículos

Un comentario

  1. Que interesante! Curioso pájaro! Tiene un canto muy raro también, la primera vez que lo escuché me recordo al latido de un feto en una ecografía 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2006 – 2021 © All rights reserved.
Alojada en Avantys.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies