• Inicio
vuelo americano 1946

El 2 de diciembre de 1944, con la II Guerra Mundial a punto de entrar en su recta final se firma en Madrid un Acuerdo Bilateral entre el embajador Americano Carlton J. Hayes y el ministro de  asuntos exteriores José Félix de Lequerica. Un acuerdo que evidenciaba el interés aliado en la península y  en el que se daba vía libre al despegue de lo que luego se denominó El vuelo americano.

Pese al desempeño marginal de España en el curso del conflicto la posición estratégica de la península ibérica  fue un factor importante para ambos bandos. La base inglesa de Gibraltar y los archipiélagos de Baleares y Canarias tenían un notable interés estratégico.

Entre 1940 y 1944 el  servicio de cartografía del Estado Mayor Alemán compiló y editó una colección casi completa del Mapa topográfico de España a escala 1:50.000 y varios mapas más de carácter  itinerario y estratégico.

Al mismo tiempo La Sección Geográfica del Estado Mayor del ejercito Británico formó sendas cartas de las islas baleares y canarias a escala 1:100.000 y publicó una colección parcial de 1:50.000 para el territorio peninsular.

Por parte Americana hasta cuatro organismos diferente se encargaron de suministrar cartografía a sus fuerzas armadas siendo el Army Map Service, AMS el que finalmente monopolizó la realización de los trabajos.

En los meses finales de la Guerra el ejercito norteamericano decide rehacer y actualizar la cartografía de toda Europa.  En este ambicioso proyecto se enmarca la firma del tratado bilateral y el comienzo de los vuelos “oficiales” sobre España.

Continuar leyendo

molino-ladron-lastras-de-cuellar

The International Committee for the Conservation of the Industrial Heritage considera que el patrimonio histórico industrial posee un enorme valor como parte de la historia científica y tecnológica y como elemento de conocimiento de la vida ciudadana en su relación con los medios de producción.

Los elementos que lo constituyen van desde edificios a maquinaria, talleres, molinos y fábricas, minas y sitios para procesar y refinar, almacenes y depósitos, lugares donde se genera, se transmite y se usa energía, medios de transporte y toda su infraestructura, sin olvidar lugares y paisajes que aparecieron o se conformaron por la actividad industrial.

La página web http://www.patrimonioindustrialcastillayleon.com realizó hace unos años un gran trabajo de recopilación de edificaciones industriales históricas en Castilla y León.

Mas recientemente el Instituto de la Cultural Tradicional Segoviana Manuel Gonzalez Herrero inventario todo el patrimonio material inmueble de la provincia de Segovia con el objetivo de  “ahondar en la compresión de nuestro legado cultural para su posterior puesta en valor como complemento al actual conocimiento de la cultura segoviana.”

La unión  de ambos trabajos junto a los recuerdos que nos dejó el trabajo  de la Asociación de  Mujeres a través de las aulas de cultura nos muestra una aproximación al patrimonio industrial de Lastras de Cuéllar

 

Continuar leyendo

palacio de la serreta-lastras de cuellar

Sin lugar a dudas  el gran desconocido del patrimonio histórico de Lastras de Cuéllar es el Palacio de La Serreta.  Si bien es cierto que poco queda ya de aquella construcción mandada edificar por el I Duque de Alburquerque en 1490 sobre un atalaya de vigilancia en la ladera del rio Cega.  Diversos incendios y reconstrucciones han transformado un edificio que sin embargo  mantiene tras quinientos años el uso para que el que nació.

Continuar leyendo

los porretales

A las nueve y cuarto de la mañana del día 12 de octubre de 1756 llegaron siete hombres a la Venta del Cega, antiguamente llamada Venta de Machín, con el objetivo de deslindar la dehesa de Valparaiso.
La comitiva estaba compuesta por Don Luis Pérez Martínez, Corregidor de la Villa de Cuellar; Vitoriano de Silva, regidor de la villa; Mateo Gil, procurador del sexmo de Hontalbilla; Antonio Chorro, maestro ordinario de la Audiencia; Juan Matarranz y Lorenzo Garrido, vecinos de La Lastra; y Juan de Diego López, vecino de Hontalbilla.

Lo primero que hicieron al llegar a la venta fue preguntar al ventero si habían llagado ya personas de Aguilafuente y de Sepulveda, villas con las que lindaba la dehesa. Ante la negativa del ventero, Don Luis conminó a los hombres a que comenzaran sus trabajos y les ordenó la deslindaran “sin agravio de interesado alguno”.

Ninguno de los presentes en la venta ese 12 de octubre podían imaginar que cien años más tarde la finca sería expropiada y subastada públicamente. Del mismo modo, cuando Pascual Madoz vio aprobada su Ley de Desamortización de 1855, nadie en Lastras pensó que una de las fincas más representativas de nuestro término, llamada de Valparaiso o de los Porretales, acabaría siendo subastada y propiedad de numerosos vecinos de Lastras y Cabezuela después de un singular proceso.

Continuar leyendo

Colabora con nosotros

Puedes colaborar con la web enviando tus fotos o artículos para que los publiquemos.

Alojada en Avantys.com  Nota legal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies