La poza

Share on facebook
Facebook 0
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn 0

Aprovechando la celebración de San Cristobal recordamos un «emblemático» lugar de nuestro municipio que por diversas causas cayó en el abandono y el olvido hasta que las maquinas borraron todo vestigio de tan singular lugar. 

la poza.  lastras de cuellar

Nos referimos a la «Poza»,  inevitable lugar de visita y esparcimiento para los vecinos de Lastras y Aguilafuente que durante muchos años y tras perder la función que originalmente tuvo supo mantenerse como un lugar mágico hasta que fue totalmente desmantelado.

Quien no recuerda las carreras por la orilla del rio, el bodón, el lavadero, el antiguo corral de burros convertido en bar y las chuletas a la sombra de los chopos. 

Lamentablemente hoy el lugar presenta un aspecto muy diferente, casi desolador para los que lo conocieron en todo su esplendor. 

Aprovechando los recuerdos que nuestros mayores recogieron en el aula de cultura hace unos años realizamos este pequeño homenaje:

Historia de Lastras de Cuéllar. Capitulo 1. La Poza

«Este pozo tiene su pequeña historia que vamos a contar

En tiempos, esta poza fue un pochando limpio y con aguas cristalinas que se aplicaban para lavar, pues en invierno el agua de los manantiales salía caliente y verano fresca. Entonces la poza era como una pequeña verguera a la que le hicieron un capachon con cuatro pinos y ramera para resguardarse de la lluvia, las nieves y el frío.

El terreno en el que estaba la poza era de la Forestal, no era propiamente del municipio y el ingeniero de aquel entonces que debió ser por el año 26 mas o menos, quiso taparla; pero el alcalde, “el Tío Felitos” se opuso y consiguió que la dejaran como estaba, pues en aquel tiempo era un grandísono beneficio para el pueblo.

Con el paso de los años se fue mejorando la poza; se hicieron como dos partes, una para lavar y la otra para aclarar. Como el pueblo entonces tenia mucha gente, había que madrugar mucho para coger un buen puesto.

Había dos personas que se dedicaban a limpiar la poza los fines de semana y salían por las calles del pueblo pidiendo: “den limosna para limpiar la poza”. Así que cada uno les daba con arreglo a sus posibilidades, unos patatas, otros dinero…

Despues, nos encauzaron el agua, hicieron la poza mas grande con unas piedras para lavar. Nos pusieron unos ventanales al este y al oeste, dejando el sur libre para que nos entrara el sol. También nos pusieron una chimenea para calentarnos y comer allí, al pie de la lumbre, la pequeña merienda que llevábamos mientras charlábamos sobre los cuentos ocurridos y no ocurridos en el pueblo. Que si fulano salió con Perengano, chistes, cantares, carcajadas… Siempre con una buena lumbre. ¡Lo pasábamos fantástico! Esto es una maravilla, y ahora lo añoramos con mucha alegría, aunque reconocemos que los tiempos nos lo han puesto mejor.

Antiguo lavadero
Antiguo lavadero

Con el paso del tiempo llegamos a tener hasta un corral para los burros, que lo hicieron en un terreno que ICONA le dio al ayuntamiento a cambio de otro terreno en la entrada del pueblo, donde hicieron una especie de nave para guardar las herramientas. Este corral nos vino muy bien porque muchas veces dejábamos el burro atado a algún árbol y cuando volvíamos a por él se había escapado o sino había moridido el árbol y luego nos llevábamos la regañina de los “guardas”.

En el burro llevábamos las cosas de lavar, la tabla y el duerno o rodillero; las cargábamos en las aguaderas, que si no se nos pingaban íbamos vaya que vaya… A no ser que se nos cruzara un coche y el burro se espantara; porque en ese caso lo que podía pasar es que te quedaras enganchada por las faldas en las aguaderas y se te quedara el culo al aire que mas de una se vió en una de estas…

Pasados los años, cuando ya no íbamos a lavar a la poza, se acondiciono este terreno como un merendero; el corral de los burros se transformo en bar y hasta los lavaderos fueron tapados por el peligro que representaban para los niños.»

zona de juegos donde antes estaba el lavadero

1 comentario en “La poza”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies