romeria-de-lastras-de-cuellar
Redacción Lastras

Redacción Lastras

Historia de Lastras de Cuellar. Capitulo 3. Fiestas

Autor: Aula de cultura, Asocación de mujeres

Tercera entrega del libro escrito por el grupo de mujeres de Lastras. Capítulo dedicado a las diferentes fiestas de Lastras y a la forma de disfrutarlas de nuestros paisanos.

CAPITULO 3 FIESTAS

Los Carnavales

En los tres dias que se hacían carnavales, lunes, martes y miércoles, toda la gente del pueblo estaba muy animada. Unos se vestían con capas, otros con manteos, otros se ponían de gigantes y cabezudos.

lastras de cuellar

Algunas mujeres se vestían de hombres, se ponían pantalones; pero tenían que estar escondiendose del cura porque éste las podía castigar al verlas así vestidas. Otros se ponían de hojalateros.Algunos también se ponían monos llenos de paja que a poco que les tocaras se caía. La gente se tiznaba la cara para que no se les conociera. Las chicas nos haciamos enaguas con papeles de colores.

Durante los tres dias de carnavales, teniamos baile por la tarde. Toda la gente estaba en la calle y todo era una juerga.

El miércoles de ceniza se iba a misa a ponerse la ceniza y despues de hacia el entierro de la sardina. Llevábamos la sardina en una caja a modo de ataúd y todas las mujeres vestidas de negro íbamos detras, acompañando a la sardina por todo el pueblo, haciendo muchos aspavientos y “llorando” su muerte. Despues del recorrido por el pueblo, enterrábamos la sardina en la plaza y con esto se daba el carnaval por terminado.

La sierra vieja

También en la Cuaresma los chicos de la escuela iban por las casas a pedir la “sierra vieja”. la gente les daba huevos, patatas o una perra gorda. Los tejeros les daban una tapadera o cazuela, que luego vendían.

Si en alguna casa habían tenido un difunto reciente les mandaban rezar un padre nuestro y despues los chicos cantaban:

“Esta casa es un palacio

la señora es una reina

porque ha dado limosna

a los chicos de la escuela.”

Otra de las canciones que cantaban los chicos para pedir la “La Sierra Vieja” era:

“Ángeles somos

del cielo venimos

cestas traemos

huevos queremos

si no nos la dan

aserrín, asserán”

Pero si la señora no daba nada, que también las había , los chicos la cantaban:

“El piojo rabudo

te pique en el culo

y te haga dos ronchas

como estos dos puños”

La cuaresma

En esta época del año, cuando llegaba el miércoles de ceniza, no dejaban abrir ningún baile. Entonces había dos, el de la Sociedad y el de la Pacualilla. Así que para pasar el rato nos íbamos de paseo por la carretera.

En el tiempo de Cuaresma se hacían las confesiones generales. Todo el pueblo, hombres y mujeres acudían a las confesiones. En la iglesia tomaban el nombre de cada uno y nos daban la cédula. Depues el cura iba con los monaguillos y algún hombre, casa por casa a recogerlas y se les daba trigo o dinero.

Durante la Cuaresma todos los viernes por la tarde había Vía Crucis y por la noche Misereses a los que acudía toda la gente del pueblo. Todo el personal estaba en la iglesia y el pueblo quedaba en silencio, como abandonado; así que hasta ponían una patrulla para rondar por si ocurría algo.

Los dias de Jueves y Viernes Santo no se odian las campanas en todo el pueblo y para llamar a misa los chicos daban una ronda por todo el pueblo tocando la “carraca”. Las campanas no volvían a sonar hasta el sábado para celebrar la Resurrección de Cristo.

Jueves Santo era un día muy grande, por eso se decía: “Tres jueves hay en el año que relumbran mas que el sol, Jueves Santo, Corphus Christi y el día de la Ascensión”.

En la misa del jueves el cura revivía el lavatorio de los pies a los doce apóstoles; para lo que cogía a doce chicos de los mayores y les lavaba los pies.

Para el día de Jueves Santo se ponía en la iglesia un monumento muy hermoso, se hacía como una escalera de ocho o nueve peldaños llena de velas, haciendo una pasillo en el centro para retirar las velas que con el calor se doblaban o se caían. Durante toda la noche había gente que se quedaba a velar. Iban a velar hombres de la Hermandad de la Vera Cruz, las mujeres de Acción Católica, la Asociación del Sagrado Corazón de Jesús y las Hijas de María, que entonces había muchas jovenes.

El día de Viernes Santo se hacía la adoración de la Cruz. Se ponía una alfombra en el suelo, el sacerdote daba unos pasos, hacía una genuflexión y besaba al Cristo. Despues lo hacían los del ayuntamiento y luego el resto de los parroquianos.

El sábado de Gloria por la noche se hacía la Renovación del Santísimo y la gente iba a recoger el agua bendita.

El día de Pascua por la tarde ya se volvía a abrir el baile y venían muchos chicos forasteros a pasar la tarde porque era como un día de fiesta.

La fiesta de los quintos

En las fiestas de los Quintos de nuestros tiempos se juntaban muchos porque entonces, en todas las casas había familias muy largas.

El día de las Candelas, el dos de febrero corrían el gallo en las eras de la iglesia, que es donde hoy esta el cuartel y las casas de los maestros. Ponían una soga en alto y en medio ataban un gallo por las patas. Los quintos, con caballos, yeguas, machos o burros, corrían hacía el gallo haber quien podía agarrarle para arrancarle la cabeza. Hasta que se la arrancaban subía la soga un poco mas para hacerlo mas difícil.

Con el tiempo, esta costumbre se fue perdiendo y la fiestas de los quintos se empezó a celebrar de otra manera. La víspera, los quintos iban a Hontalbilla o Adrados a comprar el vino. Las chicas que iban de pareja de cada uno de los quintos, salían a su encuentro. Luego hacían la comida y la cena en alguna casa y comían todos juntos. Depues tenían baile y algunos años tuvieron hasta dos dias de fiesta.

La Virgen de Salcedón

La ermita de la Virgen de Salcedón se construyo donde hoy esta porque en la fuente de allí se apareció. La Virgen esta hecha de un tronco de pino y todo el pueblo la tiene mucha devoción. Antiguamente se hacían rogativas y los dias antes de la Ascensión sacábamos la Virgen por los caminos cantando letanias a bendición de los campos.

La romería de la Virgen de Salcedon se celebra el segundo día de la Pascua de Pentecostés así que cada año cae en un día dependiendo de cuando se haya celebrado la Semana Santa.

Antiguamente, como un mes antes de la fiesta, el día de San Marcos, se traía la Virgen a la iglesia de pueblo. Durante ese mes los mozos ensayaban el paloteo y si algún día encajaba iban a las casas de los mayordomos a tomar un bollo con vino.

La víspera de la fiesta por la noche, había revolada y despues baile en la puerta de los mayordomos. Esta misma noche los mozos iban a poner la enramada y la corona a la puerta de la ermita y de la iglesia; y si todavía andaban bien de tiempo también ponían la enramada en las puertas de las mozas.

El mismo día de la romería, el lunes de la Pascua de Pentecostés había revolada por la mañana. Los danzantes, vestidos con sus trajes segovianos, iban con los músicos a buscar a los mayordomos. Juntos iban a buscar a las autoridades al ayuntamiento y de allí a recoger al curo para ir a misa.

Despues de la misa, a la puerta de la iglesia, los danzantes bailaban el paloteo; luego, en la plaza, bailaban el “El Cordón”, que era una danza en la que los mozos al son de la dulzaina y el tamboril tenían que ir tejiendo ocho cintas de colores alrededor de un palo y luego deshacerlo hasta dejar las cintas sueltas. Despues de las danzas era costumbre ir a la casa de los mayordomos a tomar el refresco.

Por la tarde se iba a la novena y a la salida, en la puerta, los danzantes le hacían la reverencia a la virgen. Se iba en procesión con la Virgen hasta la ermita y en el camino se hacían tres paradas para que los mozos hicieron el paloteo pues en ese tiempo solo podían bailar los hombres en la procesión. A la llegada a la ermita, los mozos bailaban la jota del arco y por el arco formado pasaba la Virgen. En ese momento se subastaban los palos de las andas y despues la entrada de la virgen en el trono. Una vez en el trono se cantaba la Salve y con esto se acababa la novena. Fuera, en el prado, la gente merendaba mientras que el baile empezaba a animarse.

Todavía hoy se sigue haciendo así la romería. Pero no solo nos acordamos de la Virgen de Salcedon el día de la fiesta. Todos los domingos del año los mayordomos bajan a hacer la visita a la Virgen, visita a la que puede añadirse el que quiera. También el día de la fiesta mayor del pueblo, el ocho de septiembre, a las seis de la mañana, salimos a saludar a la Virgen. Por el camino se va rezando el Rosario de la Aurora y al llegar a la ermita le rezamos la Salve y le hacemos unos cantares a la Virgen.

Entre los cantes que se le hacen a la Virgen hay uno muy bonito que habla de como se apareció la Virgen en la fuente y que dice así:

“En los prados de la ermita

apareció la Virgen Blanca

por salvar al mundo madre

que en ti pone su esperanza

por salvar al mundo madre

que en ti pone su esperanza

——————

Ave, ave, ave madre del amor

Ave, ave, ave Lastras de pide tu amor

——————

Fue deseo manifiesto

y aquí tiene su mansión

del prado sobre el secuestro

a su mas glorioso puesto

a su mas glorioso puesto

la Virgen de Salcedon

——————–

estribillo

——————–

Rolan de flores la orilla

los cristales de la fuente

y desde aquella mirilla

esa virgen sin mancilla

esa virgen sin mancilla

los contempla sonriente.

——————

estribillo

——————-

Esa fontana hechicera

mana sin interrupción

desde el punto en que a su vera

al pastor se apareciera

al pastor se apareciera

la Virgen de Salcedon

——————

estribillo

——————

La fiesta Mayor

El día de la fiesta es el ocho de septiembre, se celebra la Natividad de Nuestra Señora. La semana anterior a la fiesta, todas las chicas estábamos afanosas, haciendonos algún vestido, que siempre andábamos con prisas, tanto que muchas veces no podíamos salir al baile de la víspera porque no habíamos acabado el vestido.

toros en la plaza lastras de cuellar

El primer día de fiesta por la mañana había revolada por todo el pueblo. Despues era la misa y los del ayuntamiento tenían que ir a buscar al cura. En la iglesia decían el sermón y acabada la misa se sacaba en procesión a la Virgen del Rosario, acompañandola y danzando por las calles del pueblo. Despues íbamos al baile, que era de gaita y tamboril. Por la tarde también había baile y por la noche, despues de la cena, teniamos velada.

El segundo día de fiesta había misa por todos los difuntos. Luego baile todo el día y por la noche velada.

El último día de fiesta íbamos a los prados de los Porretales a comer, cogíamos zarzamoras y lo pasábamos muy bien. Ese día no teniamos velada y de baile teniamos a los dulzaineros del pueblo.

 

Entradas relacionadas

Si te parece interesante compártelo

Nuestro pueblo

  • Historia
  • Paisaje
  • Cultura y tradiciones
  • Ayuntamiento
  • Como llegar

Reportajes

  • Etnografía
  • Históricos
  • Otros

Otros sitios

  • Web oficial Ayuntamiento
  • Diputación Segovia
  • Junta Castilla y León

Sobre la web

  • Noticias
  • Contacto
  • Como colaborar
  • Subscribete

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies