La carretera

Un recorrido histórico por la carretera de San Ildefonso a Peñafiel y Yanguas a Peñafiel

Vista general de la carretera desde el Puente Cega dirección Lastras de Cuéllar

El 25 de agosto de 1899, el Boletín Oficial de la Provincia de Segovia,  publicaba la respuesta de la Comisión Provincial a la petición hecha por los ayuntamientos y gran parte de los vecinos de Lastras de Cuéllar, Aguilafuente y Hontalbilla,  solicitando el inicio de las obras de construcción de la carretera provincial de San Ildefonso a Peñafiel,  con el fin de remediar la mala cosecha de ese año mediante la contratación de mano de obra de las citadas localidades. La respuesta de la Comisión intento tranquilizar a los vecinos anunciando la próxima subasta y posterior inicio del tramo en cuestión. (1)

Sin embargo, como veremos en este pequeño trabajo, pasarían aún varios años para el inicio de las obras y más de una década para la finalización de las mismas.

El Camino Real y las vías pecuarias

La situación de nuestro municipio antes de la aprobación y construción de la nueva carretera poco había variado desde la Edad Media.

La principal vía de comunicación era el «Camino Real» que unía Segovia con Burgos pero que no pasaba directamente por el casco urbano pues tras cruzar el rio por el «Puente Cega»  pasaba por la Venta del Cega o de Machín para dirigirse  hasta la Venta de Tres Cantos dirección a Torrecilla.

El camino de Cuéllar, como cabecera de la comarca, los caminos que desembocaban en  puente del Ladrón y el camino a Cantalejo eran las otras vías de comunicación más importantes.

Además del puente Cega entre Aguilafuente y Lastras existían otros puentes o pasarelas a lo largo del recorrido del rio. Pasarelas en el Molino de Arriba y en el Rufliyo, El pontón o puentón en la Serreta, puente Quebrada junto a Batán de Garrido,  el puente del Ladrón, el puente o pasarela de la Nava.

También podemos encontrarnos,  aún hoy, los resto de numerosas cañadas, cordeles y coladas que atraviesan nuestro término municipal:

  • Cañada Real de Navaire
  • Cañada Real de la Polona
  • Estas dos vias pecuarias tienen una anchura de setenta y cinco metros.
  • Cordel del Camino Real.-Anchura. treinta y siete metros sesenta y un centimctros (37.61 m.). correspondiente a este término solamente la milad por ir sobre la linea jurisdiccional con el termino de Hontalbilla.
  • Cordel de Cuéllar.
  • Cordel de las Lagunas.
  • Cordel de las Eras de Arriba.

    Estas tres vias pecuarias tienen una anchura de treinta y  siete metros.

  • Colada de Navazorroman. – Anchura doce metros
  • Colada del Molino Ladrón. – Anchura trece metros.
  • Colada de Fuentepelayo a Hontabilla. – Anchura diez metros
  • Colada. de Carracarril. – Anchura cinco metros.

Las Ventas y el puente Cega

Llegados a este punto y aunque no es tema principal de este trabajo es conveniente pararnos un momento  en el Camino Real de Segovia a Burgos y en tres puntos singulares que en él había: el puente Cega, la venta de Tres Cantos y la Venta del Cega o de Machín.

El Puente Cega

Un sillar en el centro del puente nos indica sin lugar a dudas la fecha de su construcción, 1762. El puente de piedra, de un solo arco parece ser que se construye sobre uno anterior de madera.  Es citado en un documento de 1210 como puente de Vagilafuente. Las ordenanzas de Villa y Tierra de Cuéllar ya nos indican su importancia y el pago de portazo para atravesarlo. Pascual Madoz en su diccionario geográfico tambien lo recalca a mediados del siglo XIX. El pago de pontazgo o portazo era una costumbre muy extendida para sufragar el mantenimiento de los puentes desde la edad media hasta el siglo XIX.

Venta del Cega

En 1489 un vecino de Cuéllar, Juan de Arauz, solicita autorización al Concejo de Cuéllar para construir un mesón junto al «Puente de Aguilafuente», dado el gran paso de caminantes y comerciantes. A la solicitud acompaña una carta del duque de Alburquerque solicitando que se autorice la petición y que por parte del concejo se ayude en lo posible. El concejo lo aprueba y le indica el mejor lugar para construir el mesón, junto al puente,  autorizándole a utilizar los pinares comunales para la construcción pero prohibiéndole la venta de pan, vino y pescado en los pueblos de la Lastra y San Esteban. Tambien le advertían de no obstaculizar el cobro del impuesto por el paso del puente.

En 1575 ya se la menciona en distintos documentos en Lastras, con el nombre de Venta del Cega o Venta de Machín.

El Catastro de Ensenada lo describe de la siguiente manera: «Así mismo hay una venta llamada de Cega a sito de los Quemados inmediata a esta población propia del conde de Alcolea y le produce anualmente novecientos reales». En 1826 en el diccionario de Mínanos se la cita como despoblado, pero con un vecino y tres habitantes

 Ya no aparece habitada en el recuento que se hace en el Libro de Matrícula de 1833 por lo que parece se abandonó en el primer tercio de ese siglo.

Venta de Tres cantos:

La venta de Tres Cantos estaba situada en el cruce de lo que hoy conocemos como «la Venta», en el término de Torrecilla, por lo que pertenecía a la Villa y Tierra de Fuentidueña. La venta daba servicio al camino real que iba de Segovia a Burgos. Existen referencias al menos desde  1554 , aunque seguro era mucho más antigua. Hacia mediados del S. XVIII la venta está regentada por la familia Arevalillo que después se arraigará en Lastras.  Los venteros utilizarían las parroquias de estos de Lastras y Torrecilla indistintamente, en 1747 se bautiza a Juan de Arevalillo en Torrecilla, mientras que a otro hijo lo bautiza en La Lastra en 1744.  Como la venta del Cega estaría en funcionamiento hasta mediados del siglo XIX.

"Antes de la construcción se utilizaba el Camino Real desde el puente Cega hasta la venta de Tres Cantos"

Mapa de la provincia de Segovia. Tomás Lopez 1773

Plan de carreteras provinciales de Segovia, 1881

España afronta en la segunda mitad del siglo XIX un ambicioso plan de construcción de carreteras  sobrepasando en 1855 los 10.000km de caminos pavimentados.

El plan de carreteras de la provincia de Segovia se publica el 28 de enero de 1881 en el marco de La Ley de Carreteras de 4 de mayo de 1877. En dicho plan se propone la construcción de 21 carreteras pavimentadas por toda la provincia, gran parte de los cuales se mantienen  en la actualidad. (2)

En 1924 la red mantenida por  Diputación de Segovia era  345 kilómetros lo que consumía una parte muy importante del presupuesto de la Diputación.  Este esfuerzo,  como demuestra la gran cantidad de quejas de los ayuntamientos,  fué decayendo con el tiempo y se convirtió en el gran handicap de la red de carreteras durante los siguientes años. 

 

La Carretera de San Ildefonso a Peñafiel

Dentro de las carreteras previstas en el plan nos encontramos con la carretera provincial de tercer orden:

«De San Ildefonso á Peñafiel (Valladolid) por Torrecaballeros ,Brieva, Adrada de Pirón, Villovela, Escalona, Aguilafuente, Lastras de Cuéllar, Ontalvilla  (3) , Adrados, Fuentesauco, Aldeasoña y Laguna de Contreras al límite de la provincia de Valladolid»

El proyecto original de «nuestra carretera» nunca llegaría a terminarse y los tramos que sí lo hicieron sufrieron grandes retrasos entre estudios, proyectos, expropiaciones y problemas diversos. 

En 1899, los Ayuntamientos por lo que no discurría el proyecto original o tenían otros intereses como Torreiglesias, Otones, Turégano, Veganzones, Cabezuela, Losana, Brieva, Basardilla,Torrecaballeros, Tres Casas, San Ildefonso y  Cantalejo solicitan al Consejo Provincial la modificación del proyecto.

Aunque los estudios y obras del proyecto original continuaron, en 1911 las «presiones» consiguen su objetivo y el trazado original sufre el primer gran cambio, cancelándose la construcción del tramo entre Brieva y el cruce de Escalona:

«Artículo único. El trazado de la carretera provincial de San Ildefonso á Peñafiel, en la provincia de Segovia, se variará desde Torreiglesias hasta donde se halla ya construida, dirigiéndola á Turégano, en vez de ir á cruzar con la del Estado de Boceguillas á Segovia.» 1911.

 
 

"Los trabajos de construcción se prolongaron durante once años

Desarrollo de las obras

Aunque los primeros tramos, «trozos» como se denominaron oficialmente, se abrieron a la circulación en 1895  en Aldeasonia, nuestra comarca tuvo que esperar aún varios años para ver comenzar las obras. Hasta 1902 no se comenzará con el «trozo» entre Hontalbilla y Lastras, teniendo que esperar hasta 1906 para los dos trozos entre Lastras y Aguilafuente. (4)

El recorrido se dividió en cuatro secciones, las cuales a su vez se dividían en trozos de entre 3 y 5 km cada uno.  Cada trozo tenia que pasar por su correspondiente estudio, aprobación del proyecto, subasta pública, expropiaciones y construcción según la disponibilidad económica del Consejo Provincial ( Diputación )

Correspondió a Lastras el trozo 5º de la 3ª sección entre el camino de las fuentes en Aguilafuente y Lastras, y el trozo 6º de la 3ª sección entre Lastras y Hontalbilla.

El trozo entre Hontalbilla y Lastras sería el mas veloz en su ejecución y «solo» transcurren 8 años entre la aprobación del proyecto 1901, la subasta de las obras, en  1902 con un precio de 49921 pesetas y la entrega de la obra en 1909.

El trozo 3º  entre  Aguilafuente y Lastras no sería sacado a pública subasta hasta febrero de 1908 por  un precio de 48732, 77 pesetas.

En 1910, Ramón Martines, publicaba la «Guía de carreteras de la provincia de Segovia de 1910» (5) La lectura de esta guía nos hace entender que la carretera, en los trozos que afectaban a nuestra localidad,  estaban terminados pero  la realidad era bien distinta tal y como podemos comprobar en un escrito que la alcaldía de Lastras de Cuéllar remite al Gobernador civil el 3 de noviembre de 1910 :

«Trasladada por el Gobernador Civil una comunicación en la que la Alcaldía de Lastras de Cuéllar se queja del abandono en que el contratista tiene los trabajos de la carretera de San Ildefonso a Peñafiel donde están interceptados los pasos en la parte que ocupa el prado de dicho pueblo, sin que haya fijado a la salida del puente Cega una indicación al pasajero del camino que debiera tomar, y otra en las alcantarillas, señalando los peligros que existen, y manifestado por el Sr. Director de carreteras provinciales que ha dirigido una comunicación al contratista para que habilite el paso por el prado, siempre que no se lesionen sus intereses; la Comisión acuerda quedar enterada.»

En 1911 ante el retraso de las obras el Consejo Provincial llegará a rescindir el contrato con el constructor.  Tras la intervención del consejo provincial y el reinicio de las obras, al fin se consigue terminar en mayo de 1912.

seccion trasversal macadam
Sección transversal de una carretera típica con firme de macadam.

Según indicaba los anuncios de subastas de los distintos trozos las características de la carretera eran: «Ancho de la carretera será de 6 metros, distribuidos en la forma siguiente: 4,5 metros para el firme  y 1,50 para los dos paseos

El firme se compondrá de una sola capa de piedra machacada de 26 centímetros de espesor  en el centro y 14 en los mordientes, encima de la cual se estenderá otra de recebo de 2 centímetros de espesor. 

La piedra se machacará dentro de la caja al tamaño de 4 a 6 centímetros» (6)

Para el firme se utilizaba el método Macadam,  un tipo de construcción de carreteras , iniciado por el ingeniero escocés John Loudon McAdam alrededor de 1820, en el que la piedra triturada se coloca en capas convexas y poco profundas y se compacta a fondo. Puede formarse una capa aglutinante de polvo de piedra (piedra triturada del material original).

Este método producía una gran cantidad de polvo pues no estaba pensado para el aumento del tráfico debido a la aparición de los primeros vehículos a motor en España a partir del año 1900. Como solución se empezó a echar una capa de alquitrán sobre el firme lo que aumentaba la comodidad y la durabilidad.

Cambio de denominación: Carretera Estación de Yanguas a Peñafiel

La carretera de Segovia a Peñafiel aparece  en el Plan de carreteras del Estado de 1891 con el  título de «carretera de  Peñafiel a Segovia por Canalejas, Olombrada, Perosillo, Adrada, Ontalvilla, y Fuente Pelayo».   Cómo podemos ver se trataba de un diseño curioso,  que al igual que el antiguo camino real, dejaba a un lado el casco urbano de Lastras esta vez por su parte oeste,  pasando de Hontalbilla a Fuentepelayo directamente por la zona del puente del Ladrón.

La Gaceta de Madrid del 28 abril de 1900, antecesora del actual BOE, publicaba un nuevo cambio de denominación de esta carretera: «deberá titularse en lo sucesivo de la estación de Yanguas á Peñafiel por Tabanera, Mozoncillo, Fuente Pelayo, Ontalvilla, Adrados, Perosillo, Olombrada y Canalejas.»

En 1922 en el marco del plan de ampliación de carreteras,  se vuelve a cambiar el proyecto, seguramente por problemas económicos,  y se abandona el trazado entre  Fuentepelayo – Hontalbilla. La «nueva carretera» toma el tramo de la carretera San Ildefonso-Peñafiel entre Aguilafuente y Adrados junto a los ya construidos entre Yanguas y Aguilafuente tomando el nombre de  carretera  Estación de Yanguas a Peñafiel (7).

El proyecto de dicha carretera tenia previsto la contrucción de los trozos 5º y 6º entre Adrados-Perosillo-Olombrada y Canalejas de Peñafiel (8)(9).  Estos trozos,  pese  mantenerse en distintos planes provinciales nunca serian construidos.

Este ir  venir de Leyes, Reales Decretos y modificaciones diversas eran consecuencia  de la denominadas «Carreteras parlamentarias«.  Un agujero en las sucesivas leyes de carreteras permitía que se pudiera modificar o influir en el trazado de una carretera. De tal forma que las presiones de caciques, industriales, ayuntamientos  y parlamentarios hicieron que algunos proyectos ya aprobados cambiaran totalmente o se iniciarán otros sin ningún rigor económico o técnico. (10)

"El trozo Hontalbilla - Lastras fué el primero en terminarse"

El Mantenimiento de la carretera, la asignatura pendiente. 

La falta de mantenimiento, las inclemencias metereológicas, el desgaste por el paso de los carros y alguna que otra deficiencia en la construcción hicieron que tan solo diez años después de su inauguración y ante la inminente puesta en servicio de la primera linea regular de autobús se publicara el domingo 9 de enero de 1921, en el periódico «La Tierra de Segovia» el siguiente Aviso:

«Es mi deseo de favorecer al público en general que desde hoy estableceré un servicio de coches, que desde Navalmanzano saldrá para Hontalvilla en combinación con el automóvil que va desde Cuéllar a Segovia.

Por el mal estado de la carretera de Aguilafuente a Lastras, pondré coche de caballos, hasta que se mejore esta, pues me propongo hacerlo en automóvil hasta Fuentesaúco.

Cuéllar, 1º de enero de 1921 Galo Alvarez»

Otro ejemplo del pésimo estado de la carretera lo encontramos en el periódico «La Tierra de Segovia», en su edición del 23 de diciembre de 1919 decía: «La carretera provincial de San Ildefonso a Peñafiel , que cruza por  Aguilafuente, se encuentra en estado deplorable, especialmente el trozo que comprende desde la entrada a este vecindario hasta el centro del pinar que aquí existe.

En tan malas condiciones se halla para el tránsito público que se ha dado el caso , repetidas veces,  de volcar los carros, que cargados, atravesaron por dicho sitio, poniendo esta clase de percances en grave peligro las vidas de los conductores de los mencionados vehículos. 

Urge por tanto la reparación del indicado trozo de esa carretera , haciendole desaparecer los baches que en él hay…»

Otro testimonio del estado de la carretera durante los años 50-60 lo podemos encontrar en el magnífico trabajo de Pedro M. Caballero titulado «Elias el Sacristán» donde nos describe la llegada del autobús a Lastras  por la carretera en los siguientes términos:

«Al coche de línea (“Galo Álvarez S.L.”) se le vislumbraba de muy lejos. Tal es la polvareda que levantaba, que se le podía advertir ya por el río, a unos tres kilómetros. Era una nube blanca y densa que avanzaba y tardaba en disiparse.»

 

La carretera en la actualidad

El Real Decreto 956/1984 de 11 de abril, sobre traspaso de funciones y servicios del Estado a la Comunidad Autónoma de Castilla y León en materia de carreteras ( BOE 23-05-1984 ) transfería «nuestra» carretera a la Comunidad Autónoma de Castilla y León (11)

En la actualidad su denominación oficial es  Carretera SG-211 entre Tabanera ( cruce con la A-601 ) y Hontalbilla.

El Cuerpo de Peones Camineros del Estado

El Cuerpo de peones camineros nace en España en 1759 con la misión de velar por el adecuado mantenimiento y conservación de las carreteras en todo el territorio nacional. Estaban distribuidos en las carreteras cada legua ( algo más de 5 km ) (12)

En sus orígenes los peones camineros desempeñaron también funciones de seguridad y vigilancia en las carreteras, y tenían potestad para detener a malhechores y maleantes y entregarlos a las autoridades de las poblaciones más cercanas. 

La profesión de peón caminero gozaba de buena reputación y gran demanda social en unos tiempos en los que la miseria y el hambre eran moneda común en España. Aunque mal retribuidos, como funcionarios del Estado, podían conservar su trabajo hasta la jubilación y percibían regularmente su salario, algo inusual en la España de esa época. (13)

Los camineros de Lastras de Cuéllar

Lastras también tuvo sus camineros con la particularidad de que no existió una casa de camineros como tal y se fueron alojando en diversas casas  del pueblo. A través del estudio de los censos electorales podemos encontrar nombres como Modesto Delgado Alvareda, que aparece con el oficio de caminero en el censo de 1924, Vicente Martín Sacristán, Celador (una especie de supervisor de camineros) en el censo de 1945 y Francisco Cecilia Callejo. Destinado en 1948 en el trozo entre el puente Cega y el término municipal de Hontalbilla,  Francisco fué el último caminero de Lastras. Los más mayores le recordaron recorriendo la carretera en su bicicleta con las herramientas a cuestas. A mediados de los años 70 todos los camineros de la zona se concentraron en Navas de la Asunción desde donde realizaban el mantenimiento de su zona,  desplazándose, al fin, en vehículos a motor.

Epílogo

Diseñada en el siglo XIX, construida en el XX, afronta el siglo XXI con la tranquilidad de no sufrir variaciones  en un futuro cercano. Tan solo el proyecto del pantano de Lastras estuvo a punto de variar su recorrido a la altura del puente Cega, puente ese si, que tal vez necesite algún cambio para aguantar el tráfico de vehículos cada vez mas pesados.

"La falta de mantenimento, los baches y el polvo fueron siempre un problema"

Enlaces de interés

  1. Blog «En la carretera» ver
  2. Historias de Carreteras ver
  3. Carreteras en el tiempo ver

Bibliografía

  1. La Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar a partir de las Ordenanzas de 1546. Emilio Olmos Herguedas.
  2. Reglamento general del personal de camineros del Estado. Ministerio de Fomento
  3. Evolución histórica de la Diputación Provincial de Segovia. Enrique Orduña Rebollo.

Notas

  1. Boletín de Segovia nº 102, 25 de agosto de 1899 ( ver enlace )
  2. Plan General de Carreteras de la Provincia de Segovia 1881 ( ver pdf )
  3. Hontalbilla – Hontalvilla – Ontalvilla. El nombre actual se deriva ya ha evolucionado del término original Fuente Albilla (fuente blanquilla o fuente blanca). En 1184, aparece la localidad como Fontalvella; en el reparto de 1247 es citada como Fuent Alviella del Pinar agregada en el archidiaconato cuellarano; pero desde el siglo xvi se menciona ya como Hontalbilla. Ha sido conocida también como Hontalbilla de las Olmas por la cantidad de grandes olmos como en otros municipios de la comarca. Hasta 1897 es mencionado en algunos registros de población como Ontalvilla. Todavía se encuentra en antiguos documentos el uso de la «v» por la confusión de pensar que proviene de la palabra villa. Así ocurre, por ejemplo, en el cancionero deAgapito Marazuela donde se recoge el Canto de Ontalvilla. Fuente: Wikipedia.
  4. Prioridad al trozo entre Hontalbilla y Lastras.
  5. Guía de carreteras de la provincia de Segovia de 1910 «Carretera provincial San Ildefonso – Peñafiel, Esta carreteta tiene su origen en San Ildefonso, estando construida hasta Brieva, desde este punto esta en proyecto hasta la de Boceguillas a Segovia . Desde el km 26 de dicha carretera vuelve a estar construida hasta el límite de la provincia, pasando por los pueblos de: Tres Casas, Torrecaballeros y Brieva en la primera parte ; Escalona, Aguilafuente, Lastras de Cuéllar, Hontalvilla, Adrados, Fuentesaúco, Aldeasoña y Laguna de Contreras en la segunda; teniendo una longitud construida de San Ildefonso a Brieva de 19,220 km y de la carreterea de Boceguillas al límite de la provincia 48,514 km.
  6. Revista de obras públicas 1899 ver
  7. Plan de Ampliación de carreteras de la provincia de Segovia . boletín de Segovia nº71 1914 
  8. Archivo virtual de prensa histórica Periódico la Tierra de Segovia
  9. Actualmente puede hacerse este recorrido por caminos
  10. Blog Historia de las carreteras «Las carreteras parlamentarias«
  11. Relación de carreteras estatales que se transfieren a la Comunidad de Castilla y León BOE 23-05-1984
  12. Los peones camineros y la conservación de carreteras. Blog Historias de Carreteras

Contacto rápido

2006 – 2021 © All rights reserved. Alojada en Avantys.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies